enero 10

Vive por amor

Tema de la Semana

¿Por qué debemos pasar un tiempo a solas con Dios? ¿Por qué es tan importante reunirnos con él? Hasta que no comprendamos el inmenso valor de encontrarnos con Dios, nunca nos involucraremos de forma regular y consistente en esta práctica fundamental y vital. Mientras vamos descubriendo su deseo de encontrarse con nosotros para que experimentemos las profundidades de su amor, oro para que tu vida esté marcada por una nueva gracia para encontrar al Dios vivo de manera consistente y poderosa.

Pasaje Bíblico

“‘Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas’. El segundo es: ‘Ama a tu prójimo como a ti mismo’. No hay otro mandamiento más importante que estos”. Marcos 12:30-31

Adoración

Nadie Me Ama Como Tú | Kyrios

Nadie Me Ama Como Tú – Kyrios | LETRA

Adquiere el Nuevo Albúm de Kyrios ‘Piedra Angular’ en: ▶iTunes: https://goo.gl/QRiQqU ▶Spotify https://goo.gl/mpoyCq Encuentra a Kyrios en: ▶Facebook: https://www.facebook.com/KyriosOficialmusic ▶Instagram: https://www.instagram.com/kyriosoficial/ ▶Youtube: https://goo.gl/Z5Sxwp ▶Contacto: kyriosoficialmusic@gmail.com Encuentra a Cristo Me Ama Music en: ▶ Facebook: https://www.facebook.com/TheCMAMusic/ ▶ Twitter: https://twitter.com/TheCMAMusic ▶ Instagram: https://www.instagram.com/TheCMAMusic NO COPYRIGHT INFRINGEMENT INTENDED. .

Devocional

Si hay un tema principal en la narración de la Biblia, es el poder del amor de Dios. Fue su amor el que causó nuestra creación. Fue en amor que le ofreció gracia a la humanidad incluso en nuestra continua rebelión. Fue su amor el que envió a Jesús a rescatarnos, y es su amor el que ganará en nuestra redención final: la reunión de todo el pueblo de Dios para la gran fiesta de bodas.

Dios es amor. Él no puede hacer nada que esté apartado del amor. Jesús dice en Marcos 12:30-31 que todos los mandamientos se resumen en una palabra: amor. Fuiste creado para ser amado por Dios y amarlo a él y a otros a cambio. Y nunca encontrarás satisfacción hasta que descanses en el amor incondicional de tu Padre celestial. Nunca encontrarás un verdadero propósito hasta que vivas para amar a Dios y a los demás.

Vivir por amor es salir de los caminos y preocupaciones de este mundo y vivir para el reino de Dios. Es elegir enraizarse en el afecto incondicional de tu Padre celestial en lugar de buscar la satisfacción del inconstante amor de la humanidad. Es elegir servir y dar en lugar de buscar recibir de un mundo que tiene tan poco que ofrecer. Vivir por amor es buscar primero a Dios y sus caminos y, por lo tanto, recibir la plenitud de la vida que solo él puede dar.

Cuando comienzas tus días en la presencia de Dios, colocas tú mismo el cimiento del amor incondicional de Dios. Permitir que Dios invada los primeros momentos de tu día con la verdad de su amor por ti te fortalecerá para que dejes de buscar la realización en las cosas del mundo. Es imposible vivir por amor como Jesús lo ordena, a menos que primero recibamos diariamente el amor perfecto y poderoso de nuestro Padre celestial. “Nosotros amamos porque él nos amó primero.” (1 Juan 4:19).

Mi esperanza y oración es que Primeros15 pueda ser un recurso beneficioso para que encuentres el amor de Dios. Oro para que este amor llene tu corazón hasta desbordarlo, y luego en respuesta al amor de Dios hagas avanzar su reino de amor en la tierra. El amor de Dios por ti es tan intenso, tan lleno de propósito y tan abundante que con solo probarlo tiene el poder de hacer que pases de vivir egoístamente a vivir sacrificialmente. Que su amor despierte tu afecto por él y por los demás. Que puedas vivir una vida transformada por el amor de tu Padre celestial hoy. Que puedas vivir por amor.

Guía de Oración

1. Recibe la presencia de Dios. Tómese el tiempo para concentrarse en su cercanía, en cómo cambia su punto de vista y sus emociones. Pase la mayor parte de su tiempo de oración hoy en este punto, simplemente siendo abrumado por la profundidad del amor de Dios.

Y nosotros hemos llegado a saber y creer que Dios nos ama. Dios es amor. El que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él”1 Juan 4:16

¿A dónde podría alejarme de tu Espíritu? ¿A dónde podría huir de tu presencia?”. Salmo 139:7

2. Dale a Dios tus afectos a cambio. Dile que lo amas. Dile que te encanta cómo te hace sentir. Agradécele por lo que está haciendo en tu vida.

3. Pídele a Dios que te ayude a vivir para los demás. Pídele que te muestre dónde está trabajando en las vidas de quienes te rodean. Pídele que te revele de qué manera podrías ser hoy su socio trabajando en el avance de su reino.

Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada”. Juan 15:5

Y este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado. Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos. Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando”. Juan 15:12-14

“Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica”. Efesios 2:10

Lectura Complementaria

Tómate un momento para leer Efesios 3:16-19, que resume tan perfectamente el poder y la realidad del amor:

“Le pido que, por medio del Espíritu y con el poder que procede de sus gloriosas riquezas, los fortalezca a ustedes en lo íntimo de su ser, para que por fe Cristo habite en sus corazones. Y pido que, arraigados y cimentados en amor,  puedan comprender, junto con todos los santos, cuán ancho y largo, alto y profundo es el amor de Cristo;  en fin, que conozcan ese amor que sobrepasa nuestro conocimiento, para que sean llenos de la plenitud de Dios”.

Lectura Complementaria: 1 Juan 3