Construyendo el fundamento de tu tiempo con Dios

A lo largo de esta semana analizaremos cada una de las partes que componen Primeros15, compartiendo qué es lo que Dios desea para cada una de ellas. En su mayoría Primeros15 está dedicado al encuentro con Dios y a aprender sobre su carácter, pero de vez en cuando veremos algunas enseñanzas y herramientas que nos ayudarán a buscar a Dios en una mayor profundidad. Esta semana volveremos a lo básico y aprenderemos algunas disciplinas espirituales que nos ayudarán a encontrarlo de maneras más profundas y transformadoras.

Por qué pasar tiempo a solas con Dios

¿Por qué debemos pasar un tiempo a solas con Dios? ¿Por qué es tan importante reunirnos con él? Hasta que no comprendamos el inmenso valor de encontrarnos con Dios, nunca nos involucraremos de forma regular y consistente en esta práctica fundamental y vital. Mientras vamos descubriendo su deseo de encontrarse con nosotros para que experimentemos las profundidades de su amor, oro para que tu vida esté marcada por una nueva gracia para encontrar al Dios vivo de manera consistente y poderosa.

Enfocando tu Vida en Torno a tu Encuentro con Dios

Esta vida está marcada por una sola elección: ¿en quién o en qué centraremos nuestras vidas? Esta elección nos lleva a cada uno de nosotros por un camino de decisiones que determinan quiénes somos, qué sentimos, a quién o a qué valoramos, y lo que habremos logrado al final de nuestros días. Centrar nuestras vidas alrededor de nosotros mismos o de las cosas de este mundo solo conduce a la destrucción. Pero centrar nuestras vidas entorno a encontrarnos con Dios, llena cada momento con la abundancia gloriosa del amor, la provisión y la paz trascendente de Dios. Que esta semana tu vida esté marcada por la unión con tu Creador mientras exploramos lo que significa centrar nuestras vidas en torno a nuestro encuentro con Dios.

Dios Anhela ser Encontrado

Una de las verdades más escandalosas del evangelio es que nuestro Creador anhela ser encontrado por su creación. Dios desea reunirse con nosotros, su mayor deseo es relacionarse con nosotros. No puedo entender por qué Dios en toda su santidad y bondad está disponible, pero es la poderosa verdad de la Biblia. Dios nos busca a cada uno con su amor implacable, buscando a aquellos que puedan responder a su invitación abriéndole la puerta de sus corazones. Mi oración es que, en respuesta al deseo de Dios de reunirse con su pueblo, seamos de los que dicen “sí” a centrar sus vidas en torno a su presencia cercana. Que tu semana esté marcada por la realidad de la presencia y el amor de Dios.

Permanecer en la Vid Verdadera

La cosa más absolutamente importante que puede hacer un hijo de Dios en su vida, es separar un tiempo para encontrarse con nuestro Padre celestial en el lugar secreto. Permanecer en Dios es el fundamento sobre el cual todos los demás aspectos de la vida cristiana encuentran el éxito y establece raíces que nos permiten recibir todo lo que necesitamos para dar el fruto del Espíritu. Permanecer en Dios nos guía a un refrigerio y un avivamiento constantes, por lo que nos suministra y sostiene en la vida abundante que Dios quiere para nosotros. Mientras recorremos Juan 15:1-17 esta semana, es mi oración que puedas estar marcado por encuentros maravillosos que te satisfagan de manera completa en la presencia de Dios. Haz espacio en tu corazón y en tu mente para descansar en el amor de tu Padre celestial al observar las diferentes maneras en que debemos permanecer en la vid verdadera de Dios.