Introducción

En el devocional de hoy, veremos la oportunidad que Dios nos da todos los días de simplemente ser quienes somos. Su búsqueda de nuestro corazón nos libera al experimentar su amor incondicional y omnipresente. Así que, al abrir nuestros corazones a su búsqueda llena de amor hoy, oro para que Dios haga una obra poderosa de libertad en nuestros corazones.

Apple Podcasts Spotify

Pasaje Bíblico

“Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre”. Salmo 139:13

Adoración

Quien Dices Que Soy | Hillsong Worship

Quien Dices Que Soy – Hillsong en Español

Quien Dices Que Soy – Hillsong en EspañolVERSO 1:Quién soy yo para que el gran Rey Me acepte asíMe encontró en mi perdiciónSu amor por míOh su amor por míCOR…

Devocional

Dios nunca te pedirá que seas quien no eres. Él no te está pidiendo que seas como otros creyentes, ni que copies a las personas que te rodean que parecen ser populares o aceptadas. A menudo vemos a Dios como un padre que gasta todos sus esfuerzos en ayudarnos a arreglar nuestro exterior para que podamos mantener las apariencias. Pero esa idea no puede ser más equivocada. Dios no pasa tiempo tratando de encubrir quiénes somos. Más bien, se dedica a descubrir quiénes somos realmente, quiénes nos hizo ser.

El Salmo 139: 13 dice: “Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre”. Dios te formó de manera maravillosa y única. Te dio una personalidad y un llamado solo para ti. Él ve más allá de todos lo externo que creamos para tratar de encajar. Ve lo que hay detrás de todos nuestros esfuerzos por encubrir lo que nos hace únicos y diferentes. Él ve lo que realmente somos y nos está llamando a derribar nuestras fachadas y vivir de la revelación de que ya somos, en este mismo momento, completamente amados y aceptados por nuestro Creador.

Descubrir tu identidad comienza con un viaje con Dios hacia tu corazón. Si te estás preguntando quién eres realmente, no necesitas mirar más allá de ti mismo, sino que más bien, junto con el Espíritu Santo, date una mirada honesta a ti mismo. No te alejes de tus inseguridades. No te alejes de aquello que te hace diferente. Permite que Dios revele cómo te ve. Permítele que te revele los verdaderos deseos de su corazón, y permítele que establezca una base segura para ti basada en su amor incondicional para que puedas vivir de manera vulnerable y honesta.

Permite que Dios te llene hoy con el coraje de ser tú mismo. Deja de intentar cambiar para adaptarte a las expectativas de los demás y vive con tu identidad y tu valor fundados de manera segura en el amor de tu Padre celestial.

Pasa algún tiempo en la oración guiada mirando tu corazón junto con el Espíritu Santo. Permítele que te revele cómo te ve. Pregúntale cómo te ha formado y de qué manera te ha hecho único. Permítele que te empodere para ser tú mismo hoy. Que tu tiempo en la oración guiada se llene de libertad y valor en la medida en que dejas de esforzarte por ser alguien que no eres.

Guía de Oración

1. Medita en el llamado de Dios para que seas quien eres. Permite que la Biblia te llene con el deseo de vivir honestamente.

“Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre”. Salmo 139:13

“En el agua se refleja el rostro, y en el corazón se refleja la persona”. Proverbios 27:19

2. ¿De qué manera te esfuerzas por ser alguien que no eres? ¿De qué forma estás buscando mantener las apariencias en lugar de vivir honestamente?

3. Pídele al Espíritu Santo que te revele cómo te ve. Pídele que te llene de valor para derribar cualquier fachada y para ser quien realmente eres.

Lectura Complementaria

Mateo 6:21 dice: “Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón”.  Si eliges ponerle valor e identidad a lo que Dios dice acerca de ti, entonces tu corazón encontrará esa libertad que trasciende los caminos y preocupaciones del mundo. Atesora lo que Dios dice de ti. Guarda sus palabras y la verdad sobre ti. Déjalos ser tu fuente de esperanza y de vida. Que hoy tu corazón esté con tu amoroso y amable Padre celestial mientras buscas la libertad de vivir como realmente eres.

Lectura Complementaria: Mateo 6 o ve el video de el Proyecto La Biblia en Mateo 1-13.