Tuve la oportunidad de hablar con Craig y Josh en el podcast de First15 la semana pasada, y fueron  muy amables al preguntarme sobre mi nuevo lanzamiento musical, titulado Meadow. No puedo hablar de ninguna de las canciones de Meadow sin hablar de mi relación con Dios, y cómo experimento su amor en mi propia vida, así que estoy agradecida de tener cualquier oportunidad de compartirlo con ustedes. Estas canciones no existirían si no fuera por la bondad de Dios, dándome pequeñas imágenes de su corazón. Una imagen en particular que ha marcado mi vida profundamente está representada en una canción llamada “Trusted” (Confiable).

Como mamá, soy el lugar seguro de mi hija. Cuando las lágrimas de mi hija corren por su cara por cualquier razón, ella sabe que puede acercarse a mis brazos y la abrazaré. Estos momentos en los que su miedo se encuentra con mi amor son los mejores de mi vida. Al mismo tiempo que me rompe y me llena el corazón, me encantan los momentos en los que se entrega voluntariamente para que la cuide y la proteja. Creo que este sentimiento de intimidad es sólo una muestra del amor que Dios tiene por cada uno de sus hijos. Cuando corremos hacia él en la incertidumbre, en el miedo, en la confusión, con nuestras preguntas y con nuestro dolor, cuando caemos en sus brazos y descansamos allí, él se aflige con nuestro dolor, aunque aprecia su  cercanía  y vulnerabilidad. En el frágil corazón humano que conoce la posición de total dependencia del Padre, hay una enorme paz del tamaño de Dios. Hay una fuerza perfecta que inunda el alma débil, que susurra en todas las circunstancias “aquí es donde se puede confiar”.

Una amiga mía me describió recientemente la temporada más dura de su vida. Ella estaba caminando a través de una increíble pérdida y dolor. En la edad adulta, su vida dio un giro que no esperaba y las circunstancias parecieron hacerla retroceder en el tiempo cuando era una  bebé en la casa de sus padres. En medio de un dolor tan intenso, me explicó que se sentía como si volviera a ser un bebé recién nacido bajo el cuidado de su madre y su padre. Describió cómo se despertaba en medio de la noche llorando sin control, con las lágrimas cayendo a raudales -y su madre se apresuraba a consolarla-, respirando con ella, esperando con ella, soportando con ella. Describió cómo cuando el dolor estaba en su punto más alto, no podía caminar. Su padre literalmente tenía que sostenerla con su cuerpo y tomar sus piernas para que se pudiese mover. Mientras me describía esto, unos meses después su tiempo de aflicción, no pude evitar darme cuenta de que había algo nuevo en las lágrimas de mi amiga y en el tono de su voz. Era la gratitud. Gratitud por la intimidad que había experimentado con sus padres en el sufrimiento. Gratitud por el amor que sentía. Esa relación se había convertido en algo completamente diferente e increíblemente cercana, y no tengo que preguntarle a su padre o a su madre para saber que valoran enormemente esa cercanía con su hija.

Amado hijo de Dios, no importa en qué estación del alma te encuentres, te animo a que caigas en sus brazos y le entregues todo a él. Pequeñas y grandes cosas. Puede que tengas que aprender a caminar de nuevo, pero él te enseñará. Es digno de confianza. Te desafío a creer que todas las circunstancias (incluyendo el dolor, el sufrimiento y la pérdida) pueden ser puentes para la intimidad con el Padre – para conocerlo más profundamente. ¿Cómo sería hundir tu rostro en su hombro y descansar en Él? Si las pruebas son oportunidades para confiar en él y conocerlo, ¿podríamos dar gracias a Dios  e incluso regocijarnos en ellas?

Quiero ser como mi amiga. Quiero volver a mis instintos de recién nacido en la presencia de Dios. Dependencia total. Confianza total. Creo que su corazón se rompe con nosotros en el sufrimiento como el corazón de un padre, y creo que desborda de fuerza y paciencia para sostenernos y sanarnos. Deseo que experimentes su fidelidad y que   te llene de alegría y de paz mientras confías en él.

“Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él, para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo.” Romanos 15:13

Jillian Edwards – Trusted (Official Audio)

New Record “Meadow” Available Now: https://tonetree.ffm.to/meadow Follow Jillian Edwards: Facebook: https://www.facebook.com/JillianEdwardsMusic/ Twitter: ht…