Tema de la Semana

Conocer a Dios es experimentar a Dios. Al igual que experimentamos diferentes aspectos los unos de los otros a medida que crecemos en amistad, experimentamos las maravillas de Dios cuando buscamos simplemente conocerlo. Dios nos está llamando a una vida de buscarlo con todo lo que somos. Él nos llama a valorar la relación con él por encima de todo lo demás. Que esta semana encuentres aspectos maravillosos de la relación con tu Padre celestial a medida que buscamos de todo corazón conocerlo con todo lo que somos.

Pasaje Bíblico

“El que es de Dios escucha lo que Dios dice”. Juan 8:47

Adoración

Escucharte Hablar | Julissa

Escucharte Hablar – Julissa

Julissa presenta nuevo albun Cristiano y su nuevo video….Escucharte Hablar de su nuevo album; Adorándote….Un tiempo a solas con ÉL – para todo el mundo -desde Argentina a Estados Unidos

Devocional

Buscar la plenitud de la relación con Dios es escuchar su voz. El que es de Dios escucha lo que Dios dice” (Juan 8:47). Al igual que cuando busco una verdadera relación con una persona, debe haber una conversación, cuando buscamos conocer verdaderamente a Dios, él habla con nosotros. Él no es un Dios que está en silencio, sino un Dios que nos habla de todas las formas posibles.

En todo el Nuevo Testamento, hay tanto enseñanzas sobre cómo escuchar la voz de Dios como casos en que el pueblo de Dios conversó con él. En Juan 14:16-17 Jesús dice: Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro Consolador para que los acompañe siempre: el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede aceptar porque no lo ve ni lo conoce. Pero ustedes sí lo conocen, porque vive con ustedes y estará en ustedes”. Y luego en Juan 16:13 Jesús dice: “Pero, cuando venga el Espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que dirá solo lo que oiga y les anunciará las cosas por venir”.

Dios mismo mora dentro de nosotros y anhela hablar a nuestros corazones. Él anhela que conozcamos la voluntad de nuestro Padre celestial como lo hizo Jesús. Él desea que sigamos su ejemplo momento a momento como lo hicieron los apóstoles, y él anhela que nos involucremos en una conversación con él como lo hacen todos aquellos que tienen una verdadera relación entre ellos.

Dios nos habla constantemente, el problema es que no sabemos escuchar. La Biblia nos dice que él está declarando los atributos invisibles de su naturaleza a través de la creación (Romanos 1:20). Cuando me tomo el tiempo de experimentar de primera mano las cosas que Dios ha hecho, siento su presencia. Hay una razón por la que estar en medio de la creación nos brinda paz. Hay una razón por la que es agradable estar en las montañas, recostarse en una playa o nadar en el mar. Toda la creación está declarando el maravilloso carácter de nuestro Dios amoroso, solo tenemos que aprender a escuchar.

Dios nos habla a través de su palabra revelada. El inspirador de la Biblia mora dentro de nosotros y anhela usarla como un camino maravilloso para encontrar a su Autor. La Biblia no es una biografía escrita después de que alguien ha muerto. Más bien, son las palabras vivas y activas de un Dios vivo y activo que anhela una relación con nosotros (Hebreos 4:12).

Dios nos habla a través del otro. A todos nosotros como creyentes se nos ha dado el mismo Espíritu que nos ha llamado a un estilo de vida en el que nos animamos unos a otros. Estamos llamados a ser una parte crítica del proceso de descubrir el corazón y la voluntad de Dios en las vidas de los demás. Si nos damos tiempo para aprender cómo Dios nos habla a través de los demás, descubriremos las palabras de Dios dadas por gracia a los labios del hombre.

Y Dios nos habla directamente desde su Espíritu a nuestro espíritu. El Espíritu Santo es un Dios vocal. Anhela que sepamos sus pensamientos. Anhela guiarnos ya sea a través de palabras, de los sentidos, de un deseo, una inquietud o una incitación. Él siempre nos está hablando. Para aprender a escuchar su voz momento a momento, ya sea que estemos en soledad o en un caos, debemos hacer tiempo en el lugar secreto para buscar la plenitud de la relación con él. Es en la búsqueda de una relación con Dios que nos familiarizamos con su voz y podemos seguirlo como las ovejas siguen a su Pastor.

Tómate un tiempo en la oración guiada para buscar el rostro de tu Padre celestial y escuchar su voz, de la forma que él elija hablar. No te limites a escucharlo de una sola manera. El camino hacia la plenitud de la relación con él está marcado por su voz en cada una de estas formas y más. Abre tu corazón para escucharlo a través de todas las formas en que habla para que puedas crecer en tu relación con un Dios bueno y amoroso.

Guía de Oración

1. Medita en la Biblia que declaran que Dios es un Dios vocal. Permite que la Biblia despierte tu deseo de escuchar a Dios en todas las formas en que él habla.

“Mis ovejas oyen mi voz; yo las conozco y ellas me siguen”. Juan 10:27

“El que es de Dios escucha lo que Dios dice”. Juan 8:47

“Mira que estoy a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré, y cenaré con él, y él conmigo”. Apocalipsis 3:20

2. ¿De qué manera te sientes cómodo escuchando a Dios? ¿Qué formas podrían ser nuevas para ti? Recuerda que hay gracia para crecer en cada faceta de tu relación con él. No te limites solo a lo que has conocido o experimentado hasta este momento. Más bien, busca la verdad de la palabra de Dios por medio de su Espíritu y descubre una gran cantidad de relaciones que aún no has experimentado.

3. Elije una de las formas en que Dios habla que sea nueva para ti y pídele que te ayude a tener una conversación con él a través de esa vía. Nuevamente, escuchar su voz a través de todas estas vías es el resultado de la simple búsqueda de una relación con él. Del mismo modo que no buscamos escuchar la voz de otra persona, sino que buscamos una relación con ella y, como resultado, obtenemos una conversación, así también simplemente buscamos conocer a Dios y hablamos con él.

“Clama a mí y te responderé, y te daré a conocer cosas grandes y ocultas que tú no sabes”. Jeremías 33:3

“Ya sea que te desvíes a la derecha o a la izquierda, tus oídos percibirán a tus espaldas una voz que te dirá: ‘Este es el camino; síguelo’”. Isaías 30:21

“Pero, cuando venga el Espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que dirá solo lo que oiga y les anunciará las cosas por venir”. Juan 16:13

Lectura Complementaria

Tener una conversación con Dios puede sonar extraño para algunos, pero eso no significa que no suceda. Más bien, poder tener una conversación con Dios y no aprovecharla es extraño. Dios anhela hablarte. El Creador de todos desea dialogar contigo. El Rey de reyes y el Señor de señores te invita a reunirte con él para que puedas tener una verdadera relación. Busca a Dios con todo tu corazón. Observa la Biblia y las vidas de los creyentes bíblicos como tu fuente de verdad y normalidad. Gracias al deseo de Dios de hablarte, puedes vivir tu vida en conversación constante con un Dios que está cerca de ti y que te ama.

Lectura Complementaria: Juan 10 o ve el video de el Proyecto La Biblia en Juan 1-12.