Tema de la Semana

Esta semana pasaremos tiempo simplemente avivando nuestro amor por Dios. Dios nos ha diseñado para verlo, conocer su carácter y permitir que la verdad de su bondad nos lleve a una relación más profunda con él. Agustín escribió: “Tú nos has formado para ti mismo, y nuestros corazones están inquietos hasta que encuentran descanso en ti”. Cuando vemos quién es Dios, nuestros corazones se motivan naturalmente para encontrar descanso en su bondad. Que tu corazón se avive ante la revelación del maravilloso carácter de Dios.

Pasaje Bíblico

“Dios no es un simple mortal para mentir y cambiar de parecer. ¿Acaso no cumple lo que promete ni lleva a cabo lo que dice?”. Números 23:19

Adoración

Oh Tu Fidelidad | Majo Solís 

Majo Solís – Oh Tu Fidelidad.

Ya está disponible “Esperanza de vida”: https://www.youtube.com/watch?v=fEtMCcfTtB4 contacto@majosolis.com Suscríbete al canal y sigue las redes sociales para más canciones y videos. Redes sociales: http://www.majosolis.com https://www.facebook.com/majosolis https://www.twitter.com/majosolis https://www.instagram.com/majosolis Producción musical por: Edgar Garza (edgargza@hotmail.com) En el piano: Edgar Garza Director de video: Marcelo Vera

Devocional

Números 23:19 describe un aspecto fundamental del carácter de Dios: su fidelidad. La Biblia dice: “Dios no es un simple mortal para mentir y cambiar de parecer. ¿Acaso no cumple lo que promete ni lleva a cabo lo que dice?”. Como creyentes, necesitamos una revelación de la fidelidad de Dios. Ser capaz de confiar plenamente en Dios es el comienzo de vivir una vida abundante. Si no crees plenamente que Dios es fiel para guiarte a la mejor vida posible que puedas vivir, entonces no buscarás su voluntad, no le confiarás tus posesiones ni podrás disfrutar plenamente de su presencia.

La Palabra de Dios nos promete en Números 23:19 que Dios es perfectamente fiel, firme y verdadero. Filipenses 1:6 dice: “Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús”. Romanos 8:28 promete: “Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman,[e] los que han sido llamados de acuerdo con su propósito”. Tu Dios es completamente fiel a ti. No importa lo que hagas, él estará allí para ti. Su fidelidad no depende de tus obras. Todo lo que necesita es un corazón dispuesto a producir el increíble fruto del Espíritu en su vida.

No fuiste hecho para vivir lejos del conocimiento de la fidelidad de Dios. No estás destinado a vivir con el peso de vivir la vida por tu cuenta. Los hombres pueden fallarte, pero tu Dios no lo hará. La familia y los amigos pueden no estar allí cuando los necesites, pero tu Dios siempre estará ahí para ti.

¿En qué aspectos sientes que vives por tu cuenta? ¿En qué cosas necesitas una revelación fresca de la fidelidad de Dios? Él promete serte fiel. Promete estar contigo en cualquier situación en la que te encuentres. Isaías 54:10 dice: “Aunque cambien de lugar las montañas y se tambaleen las colinas, no cambiará mi fiel amor por ti ni vacilará mi pacto de paz, —dice el Señor, que de ti se compadece—”.  La fidelidad es una parte fundamental del carácter mismo de Dios. El amor constante de Dios por ti es más seguro que el mismo terreno sobre el que caminas.

Así que responde hoy a la fidelidad de Dios. Deja que sus promesas establezcan las partes de tu vida que se sienten inseguras. Al salir hoy, tómate un tiempo para mirar el mundo que te rodea. Piensa en las cosas en las que has puesto tu confianza y recuerda: Dios promete que su fidelidad durará más que cualquier cosa que tus ojos puedan ver. Que tus sentimientos por él se aviven hoy. Que puedas responder a su fidelidad con la tuya. Y que experimentes el amor y la alegría de un Padre que te ama perfecta y completamente.

Guía de Oración

1. Medita en la promesa de Dios de serte fiel.

“Dios no es un simple mortal para mentir y cambiar de parecer. ¿Acaso no cumple lo que promete ni lleva a cabo lo que dice?”. Números 23:19

“Que Dios mismo, el Dios de paz, los santifique por completo, y conserve todo su ser —espíritu, alma y cuerpo— irreprochable para la venida de nuestro Señor Jesucristo. El que los llama es fiel, y así lo hará”. 1 Tesalonicenses 5:23-24

“Mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa”. Hebreos 10:23

2. Ahora reflexiona sobre tu propia vida. ¿En qué parte de tu vida te sientes inseguro? ¿Qué situaciones parecen sacudir tus emociones como un bote en medio de una tormenta? ¿Dónde necesitas una base más firme hoy?

3. Pídele al Espíritu una revelación de la fidelidad de Dios en esas áreas. Pídele a Dios que te ayude a confiar en su promesa de fidelidad. Pregúntale cómo planea traer paz a aquellas áreas que te están molestando hoy. Escúchalo mientras habla.

Lectura Complementaria

Dios no solo te promete su fidelidad, sino que realmente te revelará cómo está trabajando en tu vida. Puedes preguntarle por sus planes, ¡y él te lo mostrará! Puedes preguntarle cómo se siente con respecto a ti y a tu vida, ¡y él te lo dirá! Dentro de su promesa de fidelidad está la promesa de su voz. Lo escucharás hablar hoy si abres tu corazón, si escuchas al Espíritu y si estás alerta para que Dios hable a través de cualquier forma que elija. Tu Padre celestial te ama. Pasa tu día estableciendo el fundamento de su fidelidad en tu propia vida, y experimenta una vida vivida en la abundancia de la seguridad y la paz de Dios.

Lectura Complementaria: Isaías 54