Tema de la Semana

Vivimos en la realidad de que hay luz y oscuridad a nuestro alrededor en todo momento. Este mundo tiene tanto el bien como el mal, lo bueno y lo malo. Como creyentes debemos crecer tanto en nuestra aceptación de esta realidad como en nuestra búsqueda de la luz. Debemos permitir que Dios nos moldee y nos forme para ser personas liberadas de toda oscuridad, conocidas plenamente por Dios y transformadas en reflejos de su Hijo por su luz. Que esta semana el Señor abra nuestros ojos para ver la luz gloriosa que tenemos ante nosotros.

Pasaje Bíblico

“Porque ustedes antes eran oscuridad, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de luz”. Efesios 5:8

Adoración

Amor Sin Condición | Abels Worship

Amor Sin Condición | Bethel Music – Reckless Love en Español | Abels Worship

¿Por qué el amor de Dios es incondicional? Porque nunca hubo una razón para amarnos tanto. Ese impulso a hacer tantas cosas por alguien que no se lo ha ganad…

Devocional

En Colosenses 1:11-14 Pablo hace una oración poderosa en su carta a la iglesia en Colosas, y creo que es el deseo de Dios para ti y para mí hoy. La Biblia dice:

“… fortalecidos en todo sentido con su glorioso poder. Así perseverarán con paciencia en toda situación, dando gracias con alegría al Padre. Él los ha facultado para participar de la herencia de los santos en el reino de la luz. Él nos libró del dominio de la oscuridad y nos trasladó al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención, el perdón de pecados”.

Tú y yo hemos sido redimidos de vivir unidos a la oscuridad y se nos ha dado un nuevo nombre, “santos en el reino de la luz”. Hemos sido liberados de las cosas oscuras de este mundo que nos definían anteriormente y hemos sido llevados a un nuevo reino lleno de luz de Dios.

Efesios 5:8 dice: “Porque ustedes antes eran oscuridad, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de luz”. Como “hijos de luz”, debemos aprender a caminar en nuestra nueva herencia. Debemos aprender qué es ser discípulos marcados por las características del reino de nuestro Padre. El poderoso sacrificio de Jesús nos ha brindado la oportunidad de no vivir más como los del mundo. Pertenecemos a un reino que se extiende más allá del lapso de esta vida a través del alcance interminable de la eternidad. El reino de Dios no tendrá fin. Su bondad y misericordias nunca cesarán. La relación fundada en los principios buenos y agradables de su reino es eterna.

Pero mientras vivamos en esta tierra experimentaremos tentaciones, pruebas y dudas que continuamente intentarán sacarnos de nuestra nueva vida de herencia eterna para volver a los fugaces caminos y búsquedas de la oscuridad. Debemos aprender a mirar más allá de este mundo y rechazar lo que nos llama a volver a la oscuridad. Debemos aprender a mirar más allá de los placeres, la gloria, las posesiones y los elogios disponibles aquí y encontrar nuestra satisfacción solo en las cosas de Dios.

Tú has sido llamado por el único Dios verdadero como un “[santo] en el reino de la luz”. Has sido rescatado de lo que no durará y serás llevado a la bondad eterna del reino de Dios. En Mateo 6:33 Jesús dice: “Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas”. Todo lo que deseas encuentra su verdadero cumplimiento en la luz. Todo el propósito, la alegría, la pasión, el placer y la provisión que buscas estarán plenamente satisfechos en Dios si buscas primero su reino. Aleja tu vida de cualquier cosa que se parezca a la oscuridad y comprométete a vivir en la luz. Que Dios te conceda la gracia y la misericordia para buscar su reino a cada paso de hoy para que puedas conocer las incomprensibles excelencias de una relación sin obstáculos con él.

Guía de Oración

1. Medita en tu llamado a vivir en la luz. Permite que la Biblia te llene de perspectiva sobre lo que es caminar en la luz.

“Porque ustedes antes eran oscuridad, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de luz”. Efesios 5:8

Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse”. Mateo 5:14

“Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable”. 1 Pedro 2:9

2. ¿Qué deseos satisfaces en la oscuridad en lugar de en la luz? Pídele a Dios que te muestre las formas en las que él quiere satisfacer esos deseos en una medida aún mayor.

3. Tómate un tiempo para recibir la presencia de Dios y ser lleno con su Espíritu. Disfruta la luz del amor, la paz y la bondad de Dios. Encuentra satisfacción en quién es él y cuán profundamente te cuida.

“…fortalecidos en todo sentido con su glorioso poder. Así perseverarán con paciencia en toda situación, dando gracias con alegría al Padre. Él los ha facultado para participar de la herencia de los santos en el reino de la luz. Él nos libró del dominio de la oscuridad y nos trasladó al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención, el perdón de pecados”. Colosenses 1:11-14

Lectura Complementaria

No nos hablan a menudo de la maravillosa satisfacción que tenemos con Dios. Gran parte de nuestra fe se basa en reglas, regulaciones y en los “no” en lugar de en la riqueza de la vida que Dios anhela darnos en su reino. Todo lo que Dios desea que hagamos o no hagamos está basado en su pasión por bendecirnos. Todo de lo que Dios nos aleja o todo a hacia lo que nos acerca es para el único propósito de nuestro bien. Él no es un Dios egoísta. No es un capataz. Es un buen padre que desea bendecir abundantemente a sus hijos. La vida con Dios es una vida llena de plenitud de satisfacción. Que hoy experimentes la abundante bendición que solo se puede encontrar en la luz de Dios.

Lectura Complementaria: 1 Pedro 1 o ve el video de el Proyecto La Biblia en 1 Pedro.