Tema de la Semana

A través de la vida, la muerte y la resurrección de Jesús, se nos ha brindado la oportunidad de vivir una vida increíblemente abundante aquí en la tierra. Nuestro Dios está más cerca, es más tangible y tiene más capacidad para dar a conocer su presencia de lo que nos damos cuenta. Él anhela hacer que sus hijos estén más en sintonía y que sean más conscientes de la profundidad de su amor, guía, empoderamiento y cercanía. Él desea que nuestros días aquí en la tierra estén marcados por la comunión cara a cara con él. Mientras vemos cómo es vivir una vida abundante aquí en la tierra, oro para que tu corazón se despierte a la realidad de la presencia y el amor de Dios en tu vida.

Pasaje Bíblico

“El corazón me dice: ‘¡Busca su rostro!’. Y yo, Señor, tu rostro busco”. Salmo 27:8

Adoración

Mi Todo | Hillsong Worship

Mi Todo – Hillsong Worship

MI TODO es parte de nuestro más reciente álbum en español EN ESTO CREO. Consigue tu copia en iTunes en http://smarturl.it/EnEstoCreo

Devocional

La clave para la vida abundante aquí en la tierra es la búsqueda apasionada de Jesús. Dudo que haya un solo creyente que lea estas palabras y dude de esta declaración, sin embargo, también sé que a menudo no creemos realmente esta afirmación en nuestros corazones. Si realmente creyéramos que la clave de la vida abundante es buscar apasionadamente a Jesús, la mayoría de nuestras vidas sería drásticamente diferente; mi vida sería drásticamente diferente.

Si realmente creyéramos que buscar apasionadamente a Jesús nos trae vida abundante, la forma en que manejamos nuestro tiempo cambiaría drásticamente. Elegiríamos más a menudo buscar la presencia de Dios en lugar de entretenernos con otras cosas. Estructuraríamos la mayoría de nuestros servicios de adoración de manera diferente. Dejaríamos de trabajar por la opinión los demás y comenzaríamos a vivir para el placer de nuestro Creador. Nuestras vidas serían más simples, más felices, más pacíficas y más parecidas a la vida de Jesús.

La buena noticia para ti y para mí es que hoy hay gracia para nosotros. Isaías 55:6-7 dice: “Busquen al Señor mientras se deje encontrar, llámenlo mientras esté cercano. Que abandone el malvado su camino, y el perverso sus pensamientos. Que se vuelva al Señor, a nuestro Dios, que es generoso para perdonar, y de él recibirá misericordia”. Es tiempo de que como pueblo de Dios nos despertemos al verdadero propósito de nuestras vidas. Es hora de que dejemos de buscar las cosas del mundo y entreguemos nuestras vidas a la búsqueda total y sincera de Jesús, y hay gracia de lo alto que Dios hoy anhela darnos para que podamos hacerlo.

El Señor te está diciendo a ti y a mí que busquemos su rostro (Salmo 27:8). Y debemos responder como David diciendo: “El corazón me dice: ‘¡Busca su rostro!’. Y yo, Señor, tu rostro busco” (Salmo 27:8).

Todo lo que se interpone entre tú y una transformación radical de tu vida son las preocupaciones y búsquedas que propone este mundo; debes alejarte de ellas entregando tu corazón a tu Padre celestial. Tenemos la oportunidad diaria de vivir en comunión total con nuestro Creador, recibiendo y dando amor en todo lo que hacemos. Jesús pagó el precio máximo para que tú y yo vivamos conociendo tangiblemente el amor de Dios por nosotros. Pero también tenemos la oportunidad todos los días de vivir vidas marginales, experimentando a Dios y comunicándonos con él una parte del tiempo y viviendo la otra parte según las formas fugaces e insatisfactorias de este mundo. La elección es tuya. ¿Buscarás apasionadamente la relación con Jesús, o permitirás que los caminos de este mundo invadan partes de tu vida como malas hierbas que te bloquean la presencia refrescante y vivificante del Dios vivo?

Tómate un tiempo en la oración guiada para escuchar a tu Padre; medita en su promesa de vida abundante y busca una relación sincera con Jesús a toda costa. Que hoy puedas experimentar a un nuevo nivel la vida abundante por la que murió Jesús.

Guía de Oración

1. Medita sobre la importancia de buscar apasionadamente la relación con Jesús por sobre todo lo demás. Permite que la Biblia te llene de la voluntad de elegir a Dios por sobre las cosas del mundo.

“Los leoncillos se debilitan y tienen hambre, pero a los que buscan al Señor nada les falta”. Salmo 34:10

“Entonces ustedes me invocarán, y vendrán a suplicarme, y yo los escucharé. Me buscarán y me encontrarán cuando me busquen de todo corazón. Me dejaré encontrar —afirma el Señor—, y los haré volver del cautiverio. Yo los reuniré de todas las naciones y de todos los lugares adonde los haya dispersado, y los haré volver al lugar del cual los deporté», afirma el Señor”. Jeremías 29:12-14

“Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas”. Mateo 6:33

2. ¿Qué cosa has estado buscando por encima de la relación con Jesús? ¿Qué te ha impedido buscar una relación sincera con Dios más que cualquier otra cosa?

3. Pídele al Señor que hoy te ayude a vivir solo para él. Tómate un tiempo para recibir su presencia y recibe su amor increíble y lleno de gracia por ti. Disfruta de su presencia y permite que ésta siente las bases sobre las cuales puedas buscar al Señor de todo corazón.

“El corazón me dice: ‘¡Busca su rostro!’. Y yo, Señor, tu rostro busco”. Salmo 27:8

“¡Refúgiense en el Señor y en su fuerza, busquen siempre su presencia!”. 1 Crónicas 16:11

“Oh Dios, tú eres mi Dios; yo te busco intensamente. Mi alma tiene sed de ti; todo mi ser te anhela, cual tierra seca, extenuada y sedienta”. Salmo 63:1

Lectura Complementaria

Lectura Complementaria: Salmo 84 o ve el video de el Proyecto La Biblia en Salmos.