Tema de la Semana

A través de la vida, la muerte y la resurrección de Jesús, se nos ha brindado la oportunidad de vivir una vida increíblemente abundante aquí en la tierra. Nuestro Dios está más cerca, es más tangible y tiene más capacidad para dar a conocer su presencia de lo que nos damos cuenta. Él anhela hacer que sus hijos estén más en sintonía y que sean más conscientes de la profundidad de su amor, guía, empoderamiento y cercanía. Él desea que nuestros días aquí en la tierra estén marcados por la comunión cara a cara con él. Mientras vemos cómo es vivir una vida abundante aquí en la tierra, oro para que tu corazón se despierte a la realidad de la presencia y el amor de Dios en tu vida.

Pasaje Bíblico

“Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica”. Efesios 2:10

Adoración

Más de Ti, Menos de Mí | Majo Solís

Majo Solís – Más de Ti, Menos de Mí (Video Oficial) // De Lo Profundo EP

Para adquirir la canción de mi Ep da click aquí: https://itunes.apple.com/mx/album/de-lo-profundo-ep/id1116393853 (ganancias dirigidas a la construcción de la iglesia en Nepal) Spotify: https://open.spotify.com/album/5v5D3UiSlyqeOfFeddUDdL Email: contacto@majosolis.com Producción de Video por: Guillermo Soriano. (Email: guillesorianofotografia@gmail.com Agradecimientos especiales a CEDEM academia de música Yamaha por facilitar el uso de las instalaciones e instrumentos.

Devocional

Tú y yo fuimos creados para hacer un impacto eterno que nadie más puede hacer. A cada uno de  nosotros se nos ha destinado a hacer buenas obras increíblemente importantes y totalmente únicas. Nadie más puede tocar la vida de las personas como tú. Dios te creó para un propósito único que es únicamente tuyo, y él está listo hoy para equiparte y capacitarte para que produzcas un impacto profundo y duradero en esta tierra.

Efesios 2:10 dice: “Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica”. Tú eres hechura del maestro artesano. Tú eres la creación del Creador Todopoderoso, y te ha hecho para un tiempo como este. No estás aquí por error, no eres menos que otros creyentes a tu alrededor. Tu vocación y tu unción no tienen menos peso ni importancia en el reino que las de los demás.

Como cristiano has sido hecho nuevo. La persona que eras antes de creer en Jesús ha sido redimida y transformada. Ahora tienes dentro de ti el mismo Espíritu Santo que levantó a Jesús de la tumba, que dio poder a los discípulos para salvar, sanar y liberar a los perdidos, y que fue el autor de las palabras de la Biblia.

Hacer un impacto eterno se trata de que te vuelvas como Cristo Jesús y que vivas tu vida por lo que eres en él. Se trata de adoptar la nueva creación en la que te has convertido a través del poder de la vida, muerte y resurrección de Jesús. 1 Pedro 2:9-10 dice:

“Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable. Ustedes antes ni siquiera eran pueblo, pero ahora son pueblo de Dios; antes no habían recibido misericordia, pero ahora ya la han recibido”. 

Hacer un impacto eterno no tiene tanto que ver contigo sino con las “obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable”. Se trata de proclamar con tu vida la profundidad del poder, el amor, la gracia, la transformación y el perdón que tu Padre celestial tiene hacia todos los que creen. Perteneces al Rey de reyes y Señor de señores. Él está contigo siempre y está listo para darte el poder para tener una vida de impacto eterno. No hay vida mejor que la de alguien que ve el mundo transformado por el amor de su Creador.

Tómate un tiempo en la oración guiada para pedirle a Dios que te llene y te dé poder con su amor, para que te revele el impacto que él desea que hagas hoy y que te ayude a elegir vivir por la nueva creación que eres en Jesús.

Guía de Oración

1. Medita sobre la importancia de hacer un impacto eterno. Reflexiona sobre lo bueno que es trabajar con el Espíritu Santo para transformar lo que hay a tu alrededor con el amor redentor de Dios.

Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo”. Mateo 5:16

“Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable. Ustedes antes ni siquiera eran pueblo, pero ahora son pueblo de Dios; antes no habían recibido misericordia, pero ahora ya la han recibido”. 1 Pedro 2:9-10

“Él se entregó por nosotros para rescatarnos de toda maldad y purificar para sí un pueblo elegido, dedicado a hacer el bien”. Tito 2:14 

2. Pídele al Espíritu Santo que te revele los planes que hoy tiene para ti. ¿Qué buenas obras han sido preparadas para ti de antemano? ¿Cómo puedes cambiar el mundo con el mensaje de la gracia y el amor de Dios?

“Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica”. Efesios 2:10

3. Pídele a Dios que te ayude a vivir por la nueva creación que eres en Jesús. Pídele que te aleje de la tentación y te guíe hacia la plenitud de su presencia para que puedas ver venir su reino a la tierra en todo lo que haces.

Lectura Complementaria

Hacer un impacto eterno realmente tiene todo que ver con el amor. El mundo está buscando amor. El amor nos libera de los lazos de lo mundano. El amor nos capacita para vivir para el cielo y no para lo que propone el mundo, y es el amor el que atraerá a los perdidos al redil de Dios. Permite que el Señor te llene de amor por los que te rodean. Pídele que te dé su corazón por aquellos que necesitan desesperadamente una revelación de su amor. Sigue al Espíritu y vive hoy para tener un impacto eterno con el mensaje de la gracia y el amor de Dios por todo lo que ha hecho (Salmo 145:9).

Lectura Complementaria: 1 Corintios 13 o ve el video de el Proyecto La Biblia en 1 Corintios.